jueves, 11 de enero de 2007

LAS MOMIAS DEL ESCANDALO


El famoso lío que se desató a las postrimerías del gobierno de Toledo, en el que la "primera" dama llamó al historiador Federico Kauffman, "pobre infeliz" por haberla acusado de sacar ilegalmente las momias de Chachapoyas para ser exhibidas en Austria e Italia, parecer haber terminado con el retorno de estos milenarios fardos al Perú y que serán exhibidas en el Museo de la Nación.
La muestra reúne 93 piezas del Museo de Leymebamba entre las que destacan doce fardos funerarios que se encuentran en un excelente estado de conservación. También se pueden observar varias objetos de cerámica y otros utensilios realizados en madera o en metal que pertenecen a la antigua cultura Chachapoyas, una de las civilizaciones más desconocidas por los investigadores.
"Este patrimonio cultural es casi desconocido para los peruanos, por lo que esperamos que el público aproveche la oportunidad de apreciar su gran valor científico, artístico y cultural", ha afirmado Sonia Guillén, directora del Museo Leymebamba, en una nota informativa. Una vez finalicé la muestra en Lima, todas las piezas regresarán a Leymebamba que cuenta con un museo que ha sido construido con fondos provenientes de Austria e Italia.
Lo más espectacular de la exposición son, sin duda, las momias que durante casi 500 años han permanecido ocultas en un mausoleo situado en la Laguna de los Cóndores, una zona boscosa del noreste de Perú. Las momias fueron descubiertas en noviembre de 1996 por varios agricultores que querían encontrar ‘tesoros’ aunque el uso de los machetes para cortar los fardos funerarios destruyó la valiosa información de contexto. En 1997 se realizó una misión de recuperación autorizada por el Gobierno peruano y se guardaron más de 200 momias y diversos objetos de ofrenda. Habrá que verlas ¿no?