martes, 9 de enero de 2007

ESTAMPILLAS SOBONAS


Como era de esperarse y para que no queden dudas, la legendaria disciplina partidaria del APRA viene dando sus frutos. Pues desde ayer, Serpost ha puesto a la venta estampillas con los personajes de "Piratas en el Callao", primera cinta en 3D de América Latina. A esta entrega inicial se sumarán el 5 de febrero otros dos modelos con "Dragones, destino de fuego", otra cinta animada producida en el Perú.

Hasta ahí no tendría nada de raro, pero lo cierto es que los altos funcionarios de Serpost no habrían resistido la tentación de "homenajear" al actual ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Hernán Garrido Lecca, coincidentemente, autor de los libros en los que están basadas las dos películas, ordenando la creación de las sendas estampillas con el más rebuscado argumento: "filmes que colocan al Perú como el primer país latinoamericano en producir películas animadas en formato 3D".

Para quienes lo conocen al "gordo" Hernán, no dudan de su enorme capacidad para marketearse cada vez que puede. Y como ya sabemos, ahora que está en el gobierno, puede. Quizá busca compararse con Disney y tal vez ya esté planeando tener su propio parque temático. ¿O no?

2 comentarios:

Luis Mario dijo...

En USA para que un artista salga en una estampilla, deben pasar muchos años para analizar si su obra perduro en el tiempo. En el caso de la cultura popular, mas aun. Elvis salio, Marilyn salio y ahora acaban de salir unas estampilla, no se en que pais, con la caratula de los discos de Los Beatles. Lo ocurrido con DF es realmente una idiotez. Ahora, no es que en el Peru le rindan muchos homenajes a los artistas, por eso llama la atencion que lo hayan hecho con una obra reciente, de calidad discutida y cuyo merito, si los tuviera, es colectivo, no personal.

Anónimo dijo...

Coincido con Mario, es muy apresurado homenajear a esa pelicula y mucho peor en filatelia, cuanto les habran pagado por los derechos, peor que es una pelicula malisima, no hay nada que ver que lo que prima es la argolla pero el arte por el suelo.